¿Por qué plástico?

Es probable que hayas llegado aquí porque recibiste un producto Bellroy en un paquete de plástico. Y viniendo de una marca que defiende tanto su compromiso sostenible, esa elección de envoltorio debe resultarte extraña.

A pesar de que los envoltorios de plástico no son la mejor solución, la verdad es que es lo mejor que hemos podido encontrar de momento por varios motivos. Permítenos explicarte mejor.

Los principios de la iniciativa Ellen Macarthur: New Plastics Economy nos han ayudado a marcarnos objetivos y realizar cambios que disminuyan el impacto de los plásticos dentro de la cadena de producción. De acuerdo con estos principios, nos proponemos:

  1. Eliminar envoltorios plásticos innecesarios y problemáticos teniendo como prioridades la innovación, repensar los diseños y creando nuevos modelos.
  2. Usar modelos reutilizables siempre que sea posible, reduciendo la necesidad de envoltorios de plástico de un solo uno.
  3. Usar envoltorios de plástico 100% reutilizables, reciclables o compostables.
  4. Conseguir que sea posible reutilizar, reciclar o compostar en la práctica todos los envoltorios de plástico.
  5. Desvincular totalmente el uso de plástico del consumo de recursos limitados.
  6. Asegurarnos de que todos los envoltorios de plástico están libres de cualquier químico tóxico, y priorizamos la salud, seguridad y los derechos de todas las personas involucradas.

Por lo tanto, hemos decidido cambiar nuestros envoltorios de una bolsa de polipropileno reciclada a un bolsa de polietileno de baja densidad reciclada, ya que nos permite reducir la cantidad de material en bruto en más de un 55 %. Nuestras bolsas previas eran geniales si las personas las reutilizasen (para guardar zapatos, ropa, etc.). Pero, sacando cuentas, nos dimos cuenta de que dejaban una huella mucho mayor si no se reaprovechaban de una buena manera. El plástico de nuestras bolsas nuevas sigue siendo una opción reciclable. Y nos permite tener un poco más de control sobre su impacto, en lugar de confiar en que las personas le darán otros usos (porque quizás no las necesiten). Puedes reciclar este plástico con los plásticos blandos y así le darás la opción de volver a ser funcional.

En la mayoría de los estudios que analizamos, estas bolsas de plástico recicladas son las que causan un menor impacto climático, comparadas con otras opciones de envoltorios. Pero sabemos que esto está muy lejos de ser perfecto, así que nos comprometemos a seguir explorando opciones para intentar encontrar una solución mejor.