Suscríbete para recibir nuestras noticias y novedades.
Te estás dando de alta para recibir nuestros boletines y novedades sobre productos. Al darte de alta estás aceptando nuestra política de privacidad, pero puedes darte de baja en cualquier momento.
Para tener un día fácil, hay ciertas cosas que necesitas tener siempre a la mano: el efectivo, el móvil, las llaves y los cordones de los zapatos bien atados. Los consejos que te ofrecemos a continuación han sido preparados por el equipo de Bellroy para ayudarte a moverte con menos peso a tus espaldas y en tu cabeza. Llévalo mejor, ponte en marcha...

Para llevar tus objetos del día a día

Deshazte de los recibos

No tienes que llevar encima un fajo de recibos con el grosor de una novela de Tolstoy. Hay apps como Evernote que usan el reconocimiento de texto para almacenar facturas que puedes necesitar para reclamar una garantía o realizar un cambio. Y a la mayoría de los contables también les vale una foto (pero, igual te recomendamos que le consultes al tuyo).

Júntalos

Si los auriculares, las llaves y otros accesorios están haciendo que tus bolsillos parezcan el saco de los Reyes Magos, mételos en el estuche de las gafas de sol. Te servirá como un pequeño organizador y también ofrece protección.

Recompénsate

Las tarjetas de los programa de fidelidad son geniales, pero cuando tienes muchas, termina pareciendo que llevas piedras en la cartera. ¿Y a que es un lío cuando vas a pagar algo y buscas la correcta? Con la aplicación Sto Card puedes tenerlas todas en una sola. Así que aligérate y olvida los engorros, sin tener que renunciar al 10mo café por cuenta de la casa.

Ayuda a un amigo a llevar mejor sus cosas

Para tu teléfono

SIM y a salvo

¿Te ha pasado que regresas de un viaje maravilloso y te llega una factura de móvil desorbitada? A nosotros sí, y no mola. Cuando viajes, compra una SIM local si quieres hacer llamadas y enviar SMS en tu destino. Otras opciones son GO Sim y World Sim, dos compañías que ofrecen tarjetas SIM que funcionan en 190 países y sus tarifas son razonables.

Arréglate, y aligérate

Cuando salgas de noche, ponte el modelito y ve ligero. Dale la noche libre a tu cartera, y lleva solo el móvil en una funda con espacio para la tarjeta y el DNI. En la mayoría de las fundas caben 3 tarjetas, y si necesitas efectivo, puedes meter un par de billetes entre el móvil y la funda.

No te pierdas sin conexión

Podrás dar con ese restaurante underground aunque no tengas una buena conexión a Internet. La clave está en que aproveches el WIFI del hotel para descargarte de Google Maps todos los mapas que necesites. Quizás te pierdas en una exótica carta, pero no en las calles.

Ayuda a que el teléfono inteligente de tu amigo sea aún más inteligente

Para tus viajes

Enrolla, no apretujes

Cuando no te cabe nada más en la maleta, no pierdas el tiempo intentando embutir más cosas. Si enrollas las prendas, en lugar de doblarlas, podrás sacarle más provecho al espacio. Y dentro de los zapatos caben los calcetines, cinturones y cosméticos. Esto puede evitar que sufras una combustión espontánea cuando estés facturando en el aeropuerto.

Ten un boli a mano

¿Te resulta familiar ese momento en medio de un vuelo en el que todos empiezan a rebuscar en el bolso para rellenar el formulario de aduanas? Ahórrate el estrés y lleva un mini boli junto a tu pasaporte (todas nuestras Travel Wallets incluyen uno). Y también son geniales para apuntar ideas al vuelo y hacer garabatos en los mapas.

Lleva una cartera señuelo

En ciertas partes del mundo, los carteristas abundan, como las palomas en las plazas. Así que al viajar, lleva un monedero viejo con un par de billetes y tarjetas desechables. Podrás despistar a esos carteristas y ladronzuelos para que no te la jueguen.

Ayuda a un amigo a viajar más cómodo

Para tus aventuras al aire libre

Bolsa seca, mente en calma

En medio de una aventura, lo que importa es vivir la tormenta, no atormentarse con que el móvil no se moje. Guarda lo importante en una bolsa seca y sellada, y preocúpate solo de empaparte de experiencias. También mete un par de calcetines en la bolsa. Puede que no parezca esencial, pero son un gran tesoro al terminar un largo día de trekking.

Primeros auxilios, no tiritas

Muchas personas compran los kits básicos de primeros auxilios y piensan que está todo bajo control. El problema es que suelen venir en estuches aparatosos y traen miles de tiritas, pero nada de antisépticos. Esta es una buena guía con lo que de verdad se necesita llevar.

Haz una lista, aligérate

No permitas que tu mochila te ralentice. Antes de empacar, escribe una lista con lo que necesitarás y cíñete a ella. Después del viaje, revisa qué fue lo que no usaste de esa lista. Así irás aprendiendo de qué te puedes deshacer en el próximo viaje. Es increíble cómo al prescindir de lo innecesario, consigues energía para recorrer algunos kilómetros más.

Ayuda a un amigo en su aventura